Este es el lugar de reunión para todas aquellas personas, que como yo, admiran el trabajo de Pedro Almodovar y disfrutan con el.

Aquí también podremos buscar un hueco para hablar de la historia del cine en todas sus vertientes...sobre todo del cine español.

Bienvenidos!!!




lunes, 13 de febrero de 2012

A partir del lunes 20 y durante toda la semana, aquí se comenta “PEPI, LUCI, BOM Y OTRAS CHICAS DEL MONTÓN”…la ópera prima de Pedro Almodóvar. ¡Acción!



Dirección: Pedro Almodóvar.
Guión: Matias Celiz
País: España.
Año: 1980
Duración: 82 min
Interpretación:
Carmen Maura, Félix Rotaeta, Olvido Gara, Eva Siva
Fotografía: Paco Femenia
Montaje: José Salcedo
Dirección artística:
Vestuario: Manuela Camacho


Sinopsis:

Tras ser violada por un policía, Pepi (Carmen Maura) jura venganza (pues le habían arruinado el que sería el negocio del siglo: "la venta de su virgo"), convenciendo a sus amigos de pegarle una paliza. Sin embargo, ellos equivocadamente atacan al hermano gemelo del policía y por eso Pepi vuelve a intentar vengarse, convenciendo a Luci (Eva Siva), la mujer masoquista del policía, de abandonarlo por una cantante punk de tendencias sádicas: Bom, (Alaska). Las tres exploran la escena joven de Madrid, asistiendo a fiestas, clubs, conciertos y conociendo a personajes escandalosos. Luci vuelve con su marido una vez que él la logra «satisfacer» dándole una paliza y hospitalizándola. Ahora solas, Pepi y Bom deciden vivir juntas.




6 comentarios:

Gorrion dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Primero decir que la pelicula es por lo menos, digna de ver, creo que uno no puede entender a almodovar si no ve al menos una pelicula como esta.
La pelicula es escatológica, casi pornográfica, absurda, ridícula y en la mayoría de los casos molesta, quiero decir la molestia que le puede producir al típico señor que cree que Marisol y Joselito son estrellas, que se ponen el pijama y la bata a las cuatro de la tarde, que ni siquiera se cabrean cuando suena el despertador para levantarse.
Aquí Pedro no se que intenta retratar pero confunde mucha realidad con ficción, me creo el madrid de los 80 con sus rulos, cocaína y chaperos, con sus bandas de pijos metidos a traficantes y de las orgías posfrankistas, pero esa ficción tan cachonda que le ha dado mas de un problema fuera de nuestras fronteras aquí se hace muy evidente, es el tema de la violación, el se toma a risa esto en dos escenas de la pelicula, el Pedro de ahora no creo que se tomara tan a la ligera esto.
Estética chula, con mucha lentejuela, mucha pluma y mucho mariconeos, los actores no muy bien, Alaska mal, la mujer del guardia peor, no se, pero me parece que a este hombre le gustaban los actores malos, es decir, que forzaran su actuación, estilo a chus, no creéis? O soy solo yo el que lo piensa.
Por ultimo decir que por que Maura siempre tiene la misma cara, que cara de vieja siempre tiene esta mujer.

GALA dijo...

Bueno, tengo que decir que es la primera vez que he visto esta película y cuanto menos me ha parecido peculiar….digamos que no pasa desapercibida para nada.
Creo que no se pueden hacer valoraciones de ésta película sin antes no conocer el contexto que le rodea.
Estamos en plena movida madrileña, una época de cambio tanto social como cultural, siendo el cine y la música dos de las piedras angulares de éste cambio.
Por otro lado nos encontramos con un Almodóvar inexperto pero con unas ganas extraordinarias de hacer cine.
Pepi Luci, Bom y otras chicas del montón es la primera película que el cineasta hace utilizando una cámara de 16mm y gracias a sus pocos ahorros y a colaboraciones desinteresadas de sus amigos que son los que actúan en la misma.
De esto surgió una película, cuanto menos peculiar, con una realización bastante torpe y vulgar aunque deja constancia de que el manchego había visto muchísimo cine ya que son innumerables los rasgos que se muestra en ella de cada género cinematográfico, cosa que por otro lado hace que la cinta no muestre una estética muy definida, aunque es evidente que hay nociones muy básicas que han permanecido en la estética almodovariana.

La trama simple pero a la vez compleja tan presente en toda la filmografía del director se hace presente también es esta película como antítesis de las demás.
Con respecto al trabajo actora, teniendo en cuenta que todos eran amigos del director, no se puede comentar mucho al respecto, exceptuando el trabajo de Carmen Maura que resalta con respecto al de los demás.

Creo que esta película es un documental de la movida madrileña y de los gustos de Almodóvar, pues no hay más que ver detalles como la fiesta que celebran en casa de los amigos de Bom para encontrar con las similitudes de las fiestas ¡Qué maravilla! A las que Almodóvar asiste hoy en día junto con sus amigos entre ellos Alaska y Mario Vaquerizo, MCnamara, Topacio Fresh y todos aquellos personajes que aun viven de la movida madrileña ya que fueron quienes la impulsaron.
En mi opinión esta película merece ser considerada una pieza clave en el cine de Almodóvar ya que supone un atrevimiento en la creación cinematográfica de la España del momento.

Eva dijo...

Hola, perdón por el retraso.

Estoy de acuerdo con lo que dice Mari Carmen de que no se puede apreciar o comprender del todo bien esta película sin tener en cuenta el contexto.
En mi opinión hay dos aspectos que influyen en ella de manera radical: la situación cultural de finales de los 70 y primeros de los 80; y la personalidad del director.

Yo definiría la película como una comedia provocadora. Porque eso es lo que consigue la película: hacer reír y provocar.
La provocación está muy en consonancia con el espíritu de la cultura del momento, es un momento en la historia de la cultura española en la que empiezan a aparecer reflejados por primera vez algunos temas que hasta entonces habían sido prohibidos.
Es una característica del arte del momento, que aparece en el teatro y en la novela además de en el cine, la invalidación de los códigos morales y sexuales. Esto es evidente en la película, no se produce un enfrentamiento con los códigos morales anteriores, sino más bien se propone cierta "amoralidad", el narrador, en este caso Pedro Almodóvar, presenta ciertas actitudes morales y sexuales sin hacer valoraciones y sin que los personajes, por muy aberrante que sea su comportamiento, sientan ningún tipo de remordimiento o culpa. En esta película es lo que pasa, no se moraliza sobre las actitudes de los personajes, ni se aplauden, ni mucho menos se juzgan, sólo se muestran de una forma amoral.
Esto pasaba también en la novela del momento, en el teatro, en las artes plásticas. Empiezan a tratarse de manera directa y cruda temas como la sexualidad (y todas las perversiones o no perversiones imaginables), la homosexualidad, el mundo de las drogas, el ambiente alternativo que representaba muy bien la noche de la movida madrileña...
Esta es la temática en las novelas de los años 80 de autores como Almudena Grandes, Álvaro Pombo, Juanjo Millás, Juan Marsé... o dramaturgos como los del teatro underground, Ruibal sobre todo. Y también otros directores de cine coom Zulueta o Eloy de la Iglesia.

Eva dijo...

Leñe, no me cabe todo... sigo:


El ambiente de apertura a finales de los 70 y durante los 80, de irreverencia, de provocación, era una constante, no sólo desde Madrid, sino por toda España. Lo que pasó fue que en la movida se juntaron mogollón de personajes con una creatividad inmesa, directores de cine como Pedro, grupos musicales, artistas de todo tipo, en un ambiente muy efervescente que hizo que las miradas se centrarn en Madrid, pero también hubo un ambiente parecido en otras ciudades de España, véase Barcelona o Bilbao.

Luego está que Pedro Almodóvar participaba activamente de ese espíritu de la movida, conocía a muchísima gente, todos le conocían a él y aunque la película tiene muchísimos fallos es ya un gérmen de esa fuerza que tiene su cine. Se hizo con dos duros y llegado el momento Pedro debió pensar, tenemos cuatro perras para hacer la peli, pero me dará para contar lo que quiero y para echar unas risas con mis amiguetes. Y así fue: la película consiguió lo que pretendía el autor, que era provocar; y se lo pasaron de muerte haciéndola, hay escenas completamente improvisadas, donde los actores se ríen.
Las actuaciones son en general bastante malas, pero eso es lo de menos, este hecho forma parte también de la provocación. Ese McNamara vendedora de Avón...
Destaco la estética kitch, tan característica de Almodóvar, en la ropa, los decorados, sobre todo en la casa de Bom.
Luego la película tiene escenas que ya se han hecho casi míticas, especialmente la de la lluvia dorada de Alaska o el concurso de erecciones generales (longitud multiplicada por grosor), tronchante...
A mí lo que más me gusta de la película son las escenas de diálogos del desparpajo, como llamo yo al salero de los guiones. Conversaciones como la que tienen el personaje de Carmen Maura y Luci:
-Pensé que siendo policía me trataría como una perra, pero qué va, hija, me respeta como si fuera su madre...
-Ves, eso para que te fíes...
Me parto...
O como cuando el policía está pegando a Luci y la otra venga a llamarle "comunista" y el otro "¡Comunista yo... toma"...

Lo dicho, que la película hay que entenderla dentro de su contexto, y dentro de su contexto es lo que es, una comedia provocadora que ya auguraba en cierto modo, si no el genio del autor, por lo menos que no nos iba a dejar indiferentes.

GALA dijo...

Tienes toda la razon, con respecto a que los 80 es un momento emergente para la cultura, una cultura transgresora que rompe radicalmente los cánones seguidos hasta el momento.
Me llaman mucho la atención esas referencias que aparecen en el cine de Almodovar y que estan presentes desde éste momento muy arraigadas a la cultura pop como son las alusiones a la publicidad mediante la intruduccion en la trama de anuncios publicitarios (dificiles de obviar en sus peliculas), la presencia de elementos de la cultura pop como los cromos que colecciona el personaje de Carmen Maura, etc... son detalles que me encantan y que definen de alguna manera la estética almodovariana.
Por otro lado, soy seguidora del reality Alaska y Mario, y me ha hecho mucha gracia ver como el personaje qu interpresta Alaska en la pelicula utiliza unas latitas con asas como bolso, latas que sigue utilizando en su dia a dia en la vida real...son curiosidades.
Tambien me ha hecho mucha gracia ver a eese Agustin Almodovar con pelo supe joven...y ni hablar de ese Macnamara joven tan nervioso como siempre encarnado a ese personaje tan gracioso!
La peli no tiene desperdicio..